sábado, 30 de abril de 2011

El pacto de ayuda mutua para la 'clase creativa' es la red.*


ANNA CURCIO
Una entrevista con la estudiosa y abogada estadounidense protagonista de la  experiencia de los "Freelancers Unión", una organización de trabajadores "independientes" de Nueva York, de encuentro y elaboración de estrategias de ayuda mutua para resistir a las empresas corporativas "de la Gran Manzana”.
Hay una figura laboral que revela el alcance de las transformaciones productivas con experiencia organizativa que está desafiando las formas tradicionales de representación. El variado universo del "trabajo autónomo de segunda generación" – al que Sergio Bologna  ha dedicado una nueva colección de escritos, La clase media, ¿sin futuro? , centro de la conferencia "¿Qué futuro para los trabajadores del conocimiento?" mañana en la Universidad La Sapienza Roma - es sólo uno de ellos. O al menos es este  el reto de la Union Freelancers, una organización sin fines de lucro en Nueva York que se hizo cargo de las instancias de la constelación de los trabajadores independientes de los EE.UU (más del 30% de la población activa), que ofrecen una figura dispersa en las miles de fábricas metrópolis, recursos organizativos e instrumentos reivindicativos. La Union está luchando por la protección social de una precaria clase media y en riesgo de empobrecimiento, proporciona herramientas para la comunicación y conexión y juega un papel de intermediario entre el sistema estatal y el económico. Criticando los lineamientos del movimiento obrero y la izquierda estadounidense, Union freelancers  habla de la irreversibilidad de la crisis de representación, dato sobre el que ya no se necesita mas demostración alguna. El problema, en todo caso, es preguntarse sobre la experiencia de aquellos que intentan ir más allá de esa crisis, hacia formas de autotutela y  organización que tienen poco que ver con la representación tradicional, buscando analizar la riqueza y los puntos de bloqueo de las experimentaciones colectivas de la nueva figura del trabajo vivo. Hablamos con Sara Horowitz, abogada laboral, directora de la Union freelancers de Nueva York.

En las últimas décadas hemos asistido a grandes transformaciones productivas, procesos de individualización y fragmentación de la fuerza de trabajo, mientras las organizaciones tradicionales del movimiento obrero están en crisis. ¿Puede explicar cómo, en este contexto surge la experiencia de Union freelancers?

"Nos enfrentamos a un cambio estructural: el modelo de negocio que ha surgido en la última década descarga gran parte del peso sobre  los trabajadores. Nuestro objetivo es proteger a los trabajadores, haciendo que tengan acceso a la seguridad económica. Debemos ir más allá de la victimización que el movimiento sindical ha tendido sobre los precarios y los trabajadores autónomos. Bajo la presión de las reivindicaciones de la fuerza de trabajo, estamos construyendo una estructura organizativa capaz de hacer esto. "

Para decirlo de otra manera, están experimentando una forma de organización capaz de innovar, o tal vez superar el sistema de representación. ¿Qué herramientas se activan?

"El primer paso es sin duda la difusión entre los trabajadores acerca de la percepción de ser una nueva fuerza de trabajo, mientras que la izquierda tradicional proponía el retorno al sistema tradicional fordista para hacer frente a las condiciones cada vez más difíciles de la vida y del trabajo. Para mí no se trata de decir si las nuevas condiciones son buenas o malas, sino en identificar estrategias productivas para construir una organización de trabajadores que responda a esta situación. Crecí en una familia de miembros sindicalistas, pero hoy en día las formas clásicas de la organización sindical están superadas. En el viejo modelo la gente se encontraba la mayor parte del tiempo de trabajo donde poder andar y organizarse. Hoy en día esto ya no existe: la nueva fuerza de trabajo está atomizada, individualizada y fragmentada. Hemos así empezado a hablar con la gente sobre lo que querían y hemos demostrado que es mejor estar juntos que cada uno por su cuenta. Hemos empezado a construir herramientas de organización para poder reunir las fuerzas: espacios de visibilidad para los miembros y  campos de comunicación para compartir experiencias y trayectorias. Esto es para poder decir que lo que le sucede a usted le sucede a todos los trabajadores, porque es parte estructural del sistema económico. Y preguntamos sobre qué herramientas pueden proporcionar garantías para la fuerza de trabajo contemporánea. No se trata de volver al sistema de protección de los años 30. En los EE.UU. existe una tradición local muy arraigada de organización,  pero la gente debe dejar de lado sus miedos y abrazar el cambio, aunque esto pueda ser un inconveniente. A diferencia de la izquierda estadounidense, Union freelancers  está construyendo un sistema económico que se basa sobre los ingresos y servicios, un modelo de ayuda mutua y de cooperación. "

¿Podría explicar mejor ...

"El problema es encontrar los medios para alcanzar un estado de estabilidad y seguridad de los trabajadores. Después de la fase inicial de creación de la infraestructura, nos estamos centrando en la ampliación de la membresía y nuevos instrumentos de democracia, orientándonos a la  construcción de un espacio económico de cooperación. Si no hay un espacio económico común, la base política no existe; esto es lo primero antes de todo reclamo. Es esta estrategia que nos ha permitido ser un equipo exitoso: si la hubiéramos tergiversado elaborando un programa político, no hubiera sido posible. El punto es construir una sólida red informal que haga uso de la dimensión viral de la comunicación. Esto fue posible a través de la web y de los blogs. Más allá de Nueva York - dónde están la mayoría de nuestros miembros – hemos iniciado una campaña de promoción en el metro que, como fluye a través de la metrópoli, nos ha permitido llegar a miles de viajeros cada día.

Has descripto algunos de los principales puntos de discontinuidad con el modelo de organización del movimiento obrero. Pero, ¿cómo se posiciona Union freelancers, respecto a las ramas de lucha clásicas como la huelga, como en la reciente huelga de los escritores de programas de televisión?

"Desde que trabajadores por cuenta propia trabajan en diferentes empresas la idea de una huelga en una empresa para la que trabajan seis horas, un día a la semana, no es una de nuestras estrategias clave. Pero la cuestión no es si la huelga es o no buena sino, ¿cómo puede ser útil y eficaz. La huelga es una herramienta, no el objetivo de la lucha. Es a partir de nuestra pertenencia que necesitamos construir las herramientas para la lucha y reivindicaciones".

¿Quiénes forman la membresía de la Union freelancers, incluso en relación con las dimensiones de género y raza?

"Tenemos 56 mil miembros en Nueva York y los mayores niveles de ingreso oscilan entre 25 y 40.000 dólares. Trabajamos en sectores productivos altamente heterogéneos :  desde el arte a los medios de comunicación, las finanzas, la tecnología, la salud, sectores  sin fines de lucro y el trabajo doméstico. El ámbito del trabajo creativo es el más consistente. Aunque la composición es heterogénea, cada uno extrae beneficios derivados de formar parte del grupo porque hay oportunidad para compartir experiencias y relacionarse. Entre los participantes hay un número igual de hombres y mujeres, mientras que la raza no es un problema importante en nuestra organización. Sin embargo, la mayoría de los de color que se matriculan está bien integrados".

Pero la cuestión de la raza no es reducible a la integración: el trabajo inmigrante habla ante todo de las transformaciones productivas y de la composición del trabajo vivo…

"Esto es cierto, pero sólo para los trabajadores de bajos ingresos. La identidad de la gente es muy compleja hoy en día. No exigimos a nadie a asociarse con una sola identidad a Union Freeelancers.  Las personas pueden hablar por lo que son y eso es probablemente por qué este aspecto no adquiere bastante  importancia."

Sobre cual terreno se concentran las reivindicaciones de la Union?

"Un reclamo que aparece con regularidad es el de la propiedad intelectual. Pero sin duda el sistema de desempleo es el área de interés: nuestro objetivo es identificar un proceso de protección y garantías para los trabajadores independientes. Se necesita actualizar la protección social de los años 30: si en el pasado estaba relacionada con el trabajo, hoy las cosas han cambiado, no podemos delegar la respuesta al Estado. El gobierno debería ayudar a crear organizaciones como la nuestra. En los Estados Unidos las cosas se centran aquí en el estado y creo que debería centrarse sobre las corporaciones empresariales, las estrategias deben ser construidas mucho más cerca de las estructuras de cooperación construidas en Italia. "

Por tanto, cree Ud.  que el sistema cooperativo es la solución?  En Italia, las cooperativas son sujetos que han actuado en procesos en contra de lo que estamos hablando de tratar de luchar ...

"Estamos desarrollando relaciones con diferentes organizaciones. Trabajamos en coalición con las asociaciones profesionales, organizaciones empresariales y compañías de seguros. No ayuda trabajar en coalición con el movimiento obrero tradicional, incluso, si en paralelo tenemos palabras antitéticas. Esto no es ideología, se basa en hechos. Yo estaba en el verano en la Emilia-Romagna y he visto cómo el capital está en una gestión cooperativa del sistema, con una estructura colectiva de empleo y un sistema de impuestos y cotizaciones a través del cual se repaga al capital. Todo un modelo sofisticado de capital al que miramos, ya que sólo existe el capital de riesgo o el capital de caridad mientras que usted está en el medio, entre estos dos extremos. Sin embargo los trabajadores por cuenta propia en Italia están organizados en diferentes áreas sin constituir ningún grupo político influyente. Con el fin de responder rápidamente al cambiante clima económico, deberíamos unirnos. "

Existe un amplio debate sobre el concepto de clase creativa de Richard Florida, pero en Italia también hemos visto el riesgo de deslizamiento del trabajo creativo hacia un accionar del lobby...

"La cosa interesante de la que habla Florida es que la gente creativa desempeña un papel económico tradicionalmente subestimado. En Estados Unidos, los artistas no son considerados buenos para nada, mientras que el discurso de Florida le permite dejar claro a los políticos porque son un grupo económico importante. No estamos interesados ​​en la separación de grupos de fuerza de trabajo diferentes. Para nosotros la cuestión es cómo utilizar la creatividad para construir la organización. Lo que nos interesa, sobre todo, es decir que la fuerza de trabajo en general ha comenzado a tener cada vez más cosas en común con los artistas, en las formas y en las condiciones de trabajo: no tienen atención médica, tienen ingresos que ya no son capaces de preverse, no pueden disfrutar de ninguna de las prestaciones  creadas por el gobierno en los años 30. Es éste para nosotros el argumento potente del discurso sobre la clase creativa".
-------------
Union Freelancer desarrolla una actividad de promoción y apoyo del trabajo autónomo. Nació formalmente en 2003 como una continuación de la experiencia del Today Working , lanzado en 1995 en Nueva York por iniciativa de Sara Horowitz. En 2001, Today Working lanza la campaña "Beneficios de la red móvil” para la distribución de beneficios entre los trabajadores por cuenta propia en el Silicon Valley   de Nueva York y en mayo de 2003 la red se convierte en la Union Freelancer. Dirigido por un comité directivo integrado por cuatro miembros de tiempo completo y un comité operativo, es una organización sin fines de lucro que recibe fondos del Estado de Nueva York y del municipio. Aunque algunas fundaciones como la Fundación Ford, la Fundación John D. y Catherine T. La Fundación MacArthur, el JP Morgan Chase y la Rockefeller Family Foundation,  entre otras,  brindan apoyo económico a la experiencia. Difusión de los beneficios, actividades de apoyo e intercambio de recursos y la comunicación organizacional son las principales actividades de la Unión. La web es la punta de la herramienta (www.frelancersunion.org ): un blog que asegura el intercambio de experiencias, mientras que las Freelancers Yellow Pages proporcionan un amplio espacio de visibilidad a las diferentes  profesionalidad de los miembros. "Si tiene necesidad de hacer un trabajo contacte directamente a los freelancers que te estamos proporcionando", reza la página web que recoge los perfiles de los puestos disponibles en línea para clientes diferentes. Posibilidad de acceder a servicios de salud, la lucha por la reducción de la fiscalidad del trabajo autónomo, el litigio para recuperar las compensaciones no remuneradas, las prestaciones por desempleo, el apoyo a los pensionistas y soporte para leyes sobre el trabajo, son los problemas planteados en el corazón de la Unión. Además, los miembros pueden disfrutar de descuentos especiales en algunos talleres y sesiones de capacitación sobre finanzas, economía y legislación laboral. En líneas generales la Union freelancers tiene como objetivo acompañar a los encargados de formular políticas en la identificación y el reconocimiento de las instancias de trabajo por cuenta propia. Está presente en siete sectores: artes, medios de comunicación, tecnología, finanzas, salud sin fines de lucro y el trabajo doméstico.
 *Publicado en En “Il manifesto", 14 de noviembre 2007.
Traduc. César Altamira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario